Cowboys en Español: 5 Conclusiones de la Primera Semana de Pretemporada

Aprendimos muchas cosas durante el primer partido de la pretemporada de los Dallas Cowboys que se jugó en San Francisco contra los “nuevos” 49ers de Jimmy Garoppolo y Kyle Shanahan. En un partido que terminó como una derrota para los Cowboys, los aficionados realmente deberían evitar sentirse abrumados por el marcador y empezar a sentirse bien por las cosas que vimos en el campo.

En la pretemporada, el resultado final es lo menos importante. Agosto se trata de ver el desempeño de ciertos jugadores y por breves momentos, el desempeño de los titulares. Para Dallas, tanto la primera ofensiva como la primera defensiva dieron un muy buen papel. Hay cosas por las cuales celebrar y otras por las cuales preocuparnos.

Este viernes en “Cowboys en Español,” les comparto unas cuantas conclusiones del enfrentamiento de la noche del jueves.

Dorance Armstrong es real.

Claramente el jugador más sorprendente del partido fue el Defensive End Dorance Armstrong. Como un novato de cuarta ronda, las expectativas rodeando al producto de la universidad de Kansas no son muy grandes. Claro que se espera que sea parte del roster, pero si mantiene el nivel de juego que mostró en su primera experiencia en la NFL, Armstrong será un jugador muy importante para la defensiva.

Vistiendo el #74, Armstrong causó presión a lo largo de toda la noche. A pesar de no conseguir ninguna captura, su impacto se sintió casi cada vez que estaba en el campo.

Sorprendentemente, no es del todo descabellado asumir que tendrá un mejor que Taco Charlton, por ejemplo. No es algo en contra de Charlton, al contrario. Taco también tuvo una buena noche. Armstrong es real.

Jaylon Smith está listo.

Vimos a Jaylon Smith como nunca lo habíamos visto. Han pasado más de dos años desde que los Cowboys seleccionaron al producto de Notre Dame en la segunda ronda del NFL Draft 2016 y a pesar de que recibimos una pequeña muestra de su nivel de juego la temporada pasada, su versión 2018 se ve mucho mejor.

Sus movimientos fueron más fluidos, demostró explosividad en las jugadas. Buenas cosas se vienen para el grupo de linebackers y Smith puede ser la mejor de todas ellas.

Rico Gathers está en peligro.

Rico Gathers tiene que hacer mucho para ganarse un puesto en el roster. Geoff Swaim, Blake Jarwin y Dalton Schultz parecen estar por encima de él en la posición de ala cerrada y Gathers vio un rol muy limitado anoche.

Las expectativas para la ex-estrella de basketball han sido enormes desde que llego a la liga y finalmente parece que está en peligro de conseguir un puesto en el equipo. Para ganarse un puesto, tendrá que depender de lo atlético que es y su talento “crudo.”

Por ahora, claramente no está por encima de ningún otro tight end. 

Anthony Brown no volverá a su forma del 2016.

A pesar de que esperábamos que Anthony Brown se convirtiera en el futuro de los cornerbacks en Dallas tras su impresionante temporada de novato, la verdad es que el esquinero de 24 años ha ido declinando poco a poco.

En el 2017 lo vimos perder su puesto de titular y lo que ha demostrado hasta ahora en training camp y ahora en pretemporada no ha sido suficiente para cambiar la perspectiva. Bajo el comando de Kris Richard, los Cowboys tienen un grupo prometedor liderado por Chidobe Awuzie y Byron Jones.

Brown seguramente se mantendrá en el roster, pues es una buena opción de profundidad, pero es difícil imaginarlo con un rol de la importancia que se esperaba en el 2016. La pregunta es, ¿será efectivo en rol nuevo y menor?

La situación de corredores es perfecta.

Todos conocemos a Ezekiel Elliott, por supuesto. Es simple y sencillamente uno de los mejores corredores en toda la NFL y está en la misma conversación que Todd Gurley y Le’Veon Bell. Pero detrás de Elliott, los Cowboys no podrían estar en una mejor situación.

Rod Smith y Bo Scarbrough serán un buen apoyo para Elliott en su tercer año en la liga. La cantidad de veces que Zeke toca el balón es muy alta y le vendría bien apoyarse en ambos. No me sorprendería si vemos a los coaches abordar el segundo cuarto de cada partido como lo hicieron en el 2016: dejar descansar a Elliott repartiendo el balón entre otros RBs.

Pero ahora, los “otros” serán un par de corredores jóvenes que tienen mucho por ofrecer. Rod Smith es un corredor que podría tener bastantes acarreos en otro equipo. En Dallas estará bajo la sombra de Elliott, pero no perdamos de vista el potencial que tiene como jugador. Ese #45 es especial.

Related